Principiantes-Infos Conocimientos básicos

Cómo sexar plantas de marihuana

25.03.2021

Es posible que sea la primera vez que escuchas aquello de sexar una planta de marihuana. Al final, el proceso de sexar no es otra cosa que saber si tu planta es macho, hembra o hermafrodita —presenta los dos sexos—. Esto resulta fundamental para averiguar si tu planta dará cogollos o flores con polen, pero también para poder aprovecharla para llevar a cabo la siembra de esquejes, así como también para descartarlas de tu cultivo y evitar sorpresas. Pero, no nos agobiemos. Sabemos que son un montón de conceptos, así que lo más importante ahora mismo es que te quedes con el método para descubrir cuál es el sexo de tu planta. El resto de dudas al respecto se irán resolviendo en este artículo. ¡Vamos a ello!

¿Qué es el sexado del cannabis?

Como hacíamos mención en la introducción, sexar una planta de marihuana no es otra cosa que conocer su sexo. El proceso de sexar una planta es muy importante para las personas que se dedican al cultivo de marihuana. La razón de ello se debe a que las plantas masculinas puedes polinizar plantas femeninas, lo que ocasionaría que el cogollo de estas se llene de semillas y pierda calidad. Ocurre lo mismo cuando se trata de una planta hermafrodita, en cuyo caso tendremos cogollos, pero también las flores con polen que pueden polinizar a las plantas femeninas. Sexar una planta masculina macho o hermafrodita nos permitirá descartarla a tiempo para evitar que esto ocurra.

¿Cómo sexar plantas de marihuana?

Por lo general, con el cultivo de cannabis lo que se busca es tener una planta que nos ofrezca potentes cogollos para aprovechar sus efectos —los cuales nos proporcionan las plantas femeninas—. Para sexar una planta y saber cuál es su sexo es fundamental aprender a distinguir los rasgos que distinguen a cada una de ellas. Debes tener en cuenta que el sexo del cannabis suele ser claramente visible después de que la planta esté en condiciones de floración —aunque los más expertos pueden conocerlo incluso durante el crecimiento vegetal, con métodos como pruebas de ADN del material de la hoja—.

Identificar una planta macho de marihuana

Para sexar una planta macho de marihuana debemos prestar especial atención a la etapa de florecimiento. En esta fase las plantas generan unas pequeñas campanitas que se agrupan en panículas. La mismas cuelgan hacia abajo y con el tiempo se abren soltando el polen que tienen en su interior. En este caso, las plantas suelen ser un poco más altas, el motivo de ello se debe a la naturaleza misma, gracias a que de esta forma pueden llevar a cabo la polinización más fácilmente cuando los sacos de polen se abren. Debes tener en cuenta que los sacos de polen se forman en los nodos del tallo. Es muy importante retirar estas plantas antes de que se abran los sacos para evitar la polinización y que los cogollos de las plantas femeninas se llenen de semillas. Estos sacos se pueden recolectar y congelar para utilizarlos con fines reproductivos más adelante.

Identificar una planta hembra de marihuana

Para identificar una planta hembra de marihuana debemos fijarnos en la forma de sus flores. Estas generan unos cálices con forma de lágrima de la cual suelen brotar un par de estigmas o pequeñas ramitas —que son los que más adelante se convertirán en los cogollos—. Estos, a diferencia de los machos, crecen hacia arriba y suelen ser más pequeñas.

Identificar una planta hermafrodita de marihuana

En este caso, lo descubriremos si comprobamos que la planta cuenta con un número variable de sacos de poles, pero también de pequeños cogollos o cálices. Si la cantidad se sacos de polen son pequeños, estos pueden arrancarse y conseguir que la planta se salve. Ahora bien, cualquier semilla que sea producida por esta planta debe tratarse con cuidado ya que si germinan pueden dar lugar a plantas hermafroditas nuevamente.

Cuál es el mejor momento para sexar una planta de cannabis

El mejor momento para sexar una planta de cannabis es durante la etapa de floración, como indicábamos más arriba. Ahora bien, si hablamos de tiempo, la maduración sexual de las plantas suele ser visible, aproximadamente, en unas 6 y 8 semanas después de la germinación de las semillas —sin necesidad de hacerla entrar en fotoperiodo o de sembrar esquejes para saberlo—, momento en el cual tiene lugar, además, el quinto o sexto estadio de hojas. Debes tener en cuenta que no es posible conocer el sexo observando únicamente las semillas antes de plantarlas, ya que este está marcado en el ADN. Ahora bien, al comprar semillas feminizadas o autoflorecientes te asegurarás que en el 95% de los casos la planta que vaya a crecer sea hembra.

Otro método para sexar plantas de marihuana

Aparte de la mera observación también podemos optar por otro método que puede sernos de utilidad para saber cuál es el sexo de las plantas. Este método nos permitirá ganar tiempo y retirarlas cuanto antes para evitar sorpresas en nuestra plantación. Se trata de sembrar esquejes. Lo vemos con más detalle.

Sembrar esquejes

En este caso, se trata de sembrar un esqueje de cada una de nuestras plantas y trasplantarlo a un armario de cultivo. Después tendremos que estimular su crecimiento mediante un fotoperiodo de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad. Por lo general, la planta de cannabis suele comenzar a florecer cuando se alarga el fotoperiodo —cuando las noches se hacen largas—. Este nos servirá para ganar tiempo y reconocer su sexo antes de que la planta madre comience a florecer.

Evitar el fotoperiodo en la planta madre

Aunque la idea puede resultar atractiva, es conveniente no hacerlo nunca. La razón de ello es que podemos estresar a nuestras plantas y provocar cambios hormonales en su interior, lo cual puede derivar es la aparición de plantas hermafroditas. Es por esta razón que resulta mucho más conveniente hacerlo a partir de esquejes que posteriormente podemos conservar o desecharlos —dependiendo del sexo que nos revele—.