Principiantes-Infos Conocimientos básicos

Cuándo cortar marihuana: trucos y consejos

23.03.2021

Cultivar marihuana es un proceso tedioso pero sencillo, si sabes cómo. Este te ayudará a conseguir los fenotipos que deseas, la floración y cantidad de cogollos esperada, y las concentraciones de cannabinoides que quieres tener. El proceso de cultivo es muy importante para conseguir los mejores resultados, ahora bien, si quieres aprovechar al máximo la planta también debes prestar especial atención al momento de cortarla y llevar a cabo la recolecta. En este artículo vamos a explicarte cuándo se debe cortar la marihuana, es decir, cuál es el punto óptimo para cortar marihuana y de qué manera debes hacerlo. ¡Si tienes una planta en tu casa, entonces este artículo te interesa!

Cuándo cortar marihuana

A la hora de responder a cuándo cortar marihuana es muy importante que tengas en cuenta varios aspectos. Lo más importante, asegurarte de que la planta ha madurado lo suficiente. Ten en cuenta que dependiendo del proceso de cultivo que hayas llevado a cabo —como el trasplantado a macetas de más o menos tamaño—, la variedad de la planta… las dimensiones de esta pueden variar y, por ende, su etapa de maduración. Hay varias formas de saber cuándo se debe cortar marihuana. Ahora bien, algo que debes tener muy en cuenta en el momento de responder a cuándo se debe cortar la marihuana es la hora del día. Lo recomendado es que lo hagas siempre a primera hora de la mañana. Ello te garantizará que la planta tenga una mayor cantidad de terpenos —estos son los compuestos volátiles que hacen que la cosecha tenga un mejor olor y sabor—.

A continuación, te explicamos varias formas para saber cuándo la marihuana está lista para cortar:

¿Cuándo cortar marihuana? Los pistilos

Cómo saber si la marihuana está lista para cortar es sencillo. Lo único que necesitas es fijarte en los pistilos de la marihuana —o lo que es lo mismo, esos pequeños pelitos que brotan de las vainas que forman los cogollos—. Estos pelitos, suaves al tacto, se van volviendo más oscuros o van cambiando de color conforme la planta va madurando. En algunas variedades se vuelven de color marrón oscuro, en otras naranja, y en otras morado. El punto óptimo para cortar marihuana es cuando estos han cambiado de color en un 50% hasta el 75% del total.

Pero ojo, también hay que tener en cuenta la variedad de la planta y los efectos que esperas conseguir con ella. Hay algunas plantas feminizadas que si se cortan cuando el porcentaje se encuentra en torno al 50% se consigue generar unos efectos más psicóticos, mientras que si se espera a rondar el 75% los efectos son más narcóticos.

¿Cuándo cortar marihuana? Los tricomas

Otra forma de saber cuándo es el punto óptimo para cortar marihuana es fijarse en los tricomas. Los tricomas son unas glándulas que crecen en la epidermis de la planta y los mismos son los responsables de los efectos psicoactivos que producen, ya que en ellos se concentran los cannabinoides y los terpenos. Estas glándulas pegajosas se concentran alrededor de los cogollos y los mismos van madurando conforme avanza la floración de la planta. En un primer momento son transparentes y conforme madura la planta estos se vuelven más blanquecinos. El proceso es muy similar al anterior, fíjate en que, al menos, de un 50% a un 75% hayan cambiado de color. Para comprobar el color de los tricomas puedes utilizar lupas especiales o microscopios led de unos 60 a 100 aumentos.

Cómo cortar hojas de marihuana

Lo primero que necesitarás para responder a la pregunta de cómo cortar hojas de marihuana son las tijeras especiales. Necesitarás dos tipos —dependiendo del tamaño de la planta—. Una para cortar las hojas, como las tijeras Bud Clean —estas tienen la punta afilada para llegar fácilmente a los cogollos— y otras para podar las ramas y los troncos, en cuyo caso te servirá cualquier tijera de poda grande —para cortar por debajo del tronco cuando este ha alcanzado un grosor considerable—.

Cuando vayas a cortar marihuana ten en cuenta algunos de estos consejos:

  1. Lavado de raíces: Si tu planta ya ha madurado y está lista para cosechar, entonces ya podrás proceder a realizar un lavado de raíces con agua. Esto reducirá la cantidad de sales y abonos que se acumulan en ellas, los cuales estropean el sabor de la planta. Riega las raíces y deja que el agua rebose por la parte superior. Después espera a que la tierra se seque.
  2. Deja las plantas a oscuras un día antes: Muchos productores concuerdan en que al dejar las plantas a oscuras un día antes de cortarlas estas aumentan la producción de resina.
  3. Ten dos pares de tijeras y usa guantes: Para quienes están aprendiendo cómo cortar planta de marihuana por primera vez es importante que sepan que estas son muy pegajosas y su resina puede apelmazar las tijeras que utilizamos, por lo que —si no cuentas con los productos químicos para limpiarlas— lo recomendado será que cuentes con dos pares de tijeras para no llevarte ninguna sorpresa.
  4. Primero las hojas en abanico: Ello te facilitará las cosas cuando vayas a por lo importante, los cogollos. Si la planta está bien hidratada no te resultará difícil, incluso podrás arrancarlas tirando hacia abajo con el pulgar.
  5. Limpia las plantas con cuidado: Corta a ras del cogollo y después poda todas las hojitas que brotan de él. Ve girándolo lentamente y recortando con mucho cuidado.
  6. Comprueba que no hay moho gris: Asegúrate de eliminar el moho gris —también conocido como botrytis— que puedan tener los cogollos. Si este se queda durante el proceso de secado te arriesgas a que se reproduzca y te eche a perder toda la cosecha. Es mejor sacrificar un pedazo que perder toda la cosecha.

Cómo cortar esquejes de marihuana

Cómo cortar esquejes de marihuana es un proceso completamente distinto. Un esqueje viene a ser una parte de la planta que utilizas para volver a cosecharla. Ello te garantiza que los cogollos que crezcan de ella tengan el mismo fenotipo —algo que será mucho más complicado si plantas las semillas directamente—. Aunque no vamos a entrar en mucho detalle en este proceso —ya que necesitaría un artículo aparte— lo que debes tener en cuenta es que el este se lleva a cabo cuando la planta se encuentra en la fase vegetativa. Así mismo, para llevar a cabo el proceso es necesario contar con navaja, tijeras afiladas o un bisturí limpio. Por otro lado, necesitarás gel o polvos de enraizamiento y luces suaves para los esquejes. También alcohol para desinfectar las herramientas y un propagador —opcional— que te ayudará a crear el clima ideal para que estos se agarren bien a su nuevo medio de vida.