Principiantes-Infos Conocimientos básicos

Hongos en la marihuana: cuáles son los más comunes y cómo prevenirlos

16.02.2021

Uno de los compañeros de viaje más desagradables para todo coleccionista de semillas de marihuana que se precie son los hongos. Presentes en la oscuridad, permanecen latentes a la espera de que las condiciones de calor, humedad y escasa ventilación generen un ambiente propicio para su repentina aparición. En la actualidad existen multitud de variedades capaces de perjudicar muy seriamente a tus plantas de marihuana, y para saber cómo detectarlos primero debes conocerlos más en profundidad. ¿Cuáles son los más frecuentes hongos en la marihuana? ¿Qué pasa si fumo marihuana con hongos? Prepárate para adentrarte en el inquietante mundo de los hongos en la marihuana y descubrir qué efectos pueden llegar a tener sus esporas en el organismo.

Tipos de hongos de marihuana

Como ocurre con todas, las pequeñas plantitas de marihuana son susceptibles de sufrir invasiones inesperadas de microorganismos que acaban afectando negativamente a su integridad. Los hongos en la marihuana pueden tener efectos muy variados, en función de la variedad que haya afectado a tu planta y el nivel de madurez de esta.

Puedes encontrar varios pares de hongos en las plantas de marihuana, y afectan de manera muy distinta a su crecimiento. Para identificarlos correctamente debes conocer los síntomas más reconocibles para ajustar el tratamiento y tratar de eliminarlos lo antes posible con el fin de salvar una parte de tu planta.

Uno de los hongos de marihuana más comunes es el Botrytis, que a pesar de sus efectos tremendamente negativos sobre la planta es muy fácil de erradicar. Afecta a la planta induciéndola a un estado de necrosis capaz de afectar a cualquier parte de la misma, desde la raíz hasta el tallo. Se reconoce por su textura y su color, ya que crea un manto amarronado muy característico. Su expansión es muy agresiva, por lo que conviene que tomes medidas pronto para exterminarlo cuanto antes.

Para quitar este moho gris debes cortar las partes infectadas para limitar su propagación, la cual está enormemente influenciada por los niveles de humedad del ambiente. Los cogollos contaminados pueden afectar al resto de la planta, así que retíralos y destrúyelos para evitar que más esporas caigan en otras partes de la planta. Para evitar que causen estragos estos hongos en tus plantas de marihuana, debes mantener ventilada la habitación, subir la temperatura a los 26 grados y mantener los niveles de humedad por debajo del 50%.

El Oídio es otro de los hongos de marihuana más frecuentes. Su presencia se delata por extender un manto blanco sobre la planta de marihuana. Como en todo tipo de invasiones fúngicas, la humedad juega un papel determinante y aparecerá en cuanto se encuentre por encima del 50%. Necesita de una temperatura mínima de 20 grados para desarrollarse sin problemas. Los cambios bruscos de temperatura favorecen su aparición, y si no se detecta a tiempo puede tener graves consecuencias para tu planta.

A pesar de que estos son dos de los tipos más conocidos, lo cierto es que existen multitud de tipos de hongos presentes en la marihuana que también deberías conocer. El Mildiu es otro de los más frecuentes hongos en plantas de marihuana, que deja un rastro a su paso de decoloración muy notable. Se caracterizan por sus manchas oscuras y translúcidas que dejan en las hojas, además de por dejar una fina capa de polvo blanco muy antiestético. Puede combatirse mejorando la ventilación y aplicando fungicidas en las primeras 72 horas, pero después sus efectos son inocuos.

Cómo eliminar eficazmente los hongos de la marihuana

Si encuentras hongos en las plantas de marihuana, lo más recomendable es que acudas a una tienda de herbicidas y productos fungicidas para eliminar las colonias de hongos de tus plantas. Sin embargo, si piensas consumir la marihuana de esa planta, deberías pensártelo dos veces: fumar marihuana con hongos es terriblemente perjudicial, pero consumir cannabis que ha sido tratado con químicos no resulta ser una mejor opción. Ten en cuenta que todo producto químico que utilices acabará en tu organismo en caso de consumirla, por lo que debes andarte con mucho ojo a la hora de utilizar productos tóxicos en tu planta de marihuana.

Hay varias cosas que debes saber acerca de la marihuana con hongos: sus efectos sobre la salud son devastadores en caso de ser consumida, puede afectar a otras plantas y deja en el ambiente residuos fatales para las vías respiratorias. Algunos remedios caseros, como la cola de caballo, puede llegar a prevenir su aparición; sin embargo, nunca actúan como remedio natural para eliminar la colonia invasora. La supervisión es elemental y debes tratar de atajar el problema durante las primeras horas desde su detección.

¿Es perjudicial consumir marihuana con hongos?

Seguro que alguna vez te has preguntado “¿qué pasa si fumo marihuana con hongos?”, ya que es una de las más recurrentes en foros por toda la red. A pesar de que puede parecer que no puede tener consecuencias, lo cierto es que consumir marihuana contaminada con hongos puede provocar la aparición de trastornos en el aparato respiratorio. Si las esporas de Botrytis llegan a los pulmones pueden llevar a provocar neumonitis, así como sufrir de aspergilosis en el caso de la variedad Aspergillus. Esto es especialmente grave, puesto que el aspergiloma es una formación tumoral de graves consecuencias, que consiste en la formación de bolas fúngicas en tejido cicatrizado del pulmón, siendo considerado como un tumor invasivo capaz de extenderse a otras partes del cuerpo, por lo que conviene extremar las precauciones.

Como ves, no es nada recomendable consumir marihuana con hongos: sus efectos son enormemente perjudiciales para la salud, desde afecciones respiratorias hasta formaciones tumorales. Por tanto, ya tienes la respuesta a tu pregunta de qué pasa si fumo marihuana con hongos: no solo pueden dar al traste con tu plantita, sino que puedes llegar a sufrir de enfermedades crónicas en caso de consumirla: tus pulmones pueden actuar de cobijo para pequeños asentamientos de esporas, lo que no resulta nada favorecedor.