Principiantes-Infos Plagas y enfermedades

Qué es el CBD, para qué sirve y qué efectos tiene

26.04.2021

En el mundo del cannabis encontramos dos componentes principales que destacan por sus propiedades y efectos al ser consumidos, estos son el THC —o tetrahidrocannabinol— y el CBD —o cannabidiol—. Estas sustancias son conocidas, también, como cannabinoides. Por un lado, nos encontramos el THC, que es el que provoca los efectos más conocidos y populares de la marihuana —los efectos psicotrópicos del cannabis— y, por otro lado, tenemos el CBD —que es considerado como el componente medicinal de la planta—.

En este artículo vamos a centrarnos específicamente en este cannabinoide, el CBD. Analizamos qué es el CBD, cuáles son los efectos del CBD y para qué sirve.

¿Qué es el CBD?

Hacíamos una pequeña mención a qué es el CBD en la introducción. Veámoslo, no obstante, con más detalle para que no queden dudas. El CBD, o cannabidiol, es uno de los principales cannabinoides que podemos encontrar en las plantas de cannabis. Esta sustancia funciona uniéndose a los receptores cannabinoides naturales que tenemos en el cuerpo humano —aquellos que forman parte del sistema endocannabinoide y que son conocidos como CB1 y CB2—.

El sistema endocannabinoide del cuerpo humano juega un papel muy importante en algunas funciones y procesos fisiológicos, como son la regulación del estado de ánimo, la regulación de la presión arterial, la activación del sistema inmune, el aumento del apetito, el estrés… Es ahí donde el CBD juega su papel más importante.

¿Para qué sirve el CBD?

Ante la pregunta de si el CBD coloca, la respuesta es no. Este cannabinoide no provoca efectos psicoactivos en el ser humano, ahora bien, sí puede ayudarnos a relajarnos reduciendo el estrés y la ansiedad. El CBD funciona en conjunto con el sistema endocannabinoide como tratamiento médico y farmacológico para diferentes males y dolencias. Además, se trata de una sustancia legal que se obtiene a partir de la flor de cáñamo, por lo que su venta no está prohibida en el país —en la actualidad existen varias tiendas que se dedican a la venta de CBD, su presentación más popular es en forma de aceite de CBD—.

Efectos del CBD y beneficios

Tal como se ha demostrado en varios estudios científicos, el CBD no tiene efectos secundarios para la salud. Además, cada vez son más las investigaciones —incluidos, los estudios clínicos con pacientes— que demuestran los beneficios de este componente de la marihuana. Estos son los más destacados:

  • Alivio del estrés y de la ansiedad: Este cannabinoide es utilizado, principalmente, para tratar problemas de ansiedad y de estrés. La unión de los fitocannabinoides CBD —cannabinoides que provienen de la planta de la marihuana— con los receptores endocannabinoides del cuerpo humano, activan diferentes procesos que tienen que ver con la relajación y el alivio del estrés o de la ansiedad.
  • Alivio del dolor crónico: El CBD, en sus composiciones más puras, resulta de gran utilidad para aliviar el dolor crónico. Es muy utilizado por su función neuroprotectora en pacientes con enfermedades neurodegenerativas, como la fibromialgia.
  • Alivio de los síntomas provocados por la quimioterapia: La quimioterapia es un tratamiento bastante agresivo que suele provocar diversos síntomas, como náuseas y vómitos. Los efectos del CBD están muy recomendados para aliviar estos problemas.
  • Tratamiento de enfermedades del corazón: El CBD es una sustancia sobre la cual se han realizado una gran cantidad de investigaciones por su función para tratar enfermedades del corazón. Y es que los efectos del CBD tienen una acción directa sobre la salud de las arterias coronarias al ser anti-arrítmico, además de reducir las posibilidades de réplicas de infartos, entre otras.

¿Cómo se comercializa el CBD?

Hemos respondido a las preguntas de para qué sirve el CBD y cuáles son sus efectos, también hemos aclarado si el CBD coloca o no. Ahora bien, vamos a centrarnos en cómo se comercializa el CBD y de qué forma podemos encontrarlo disponible en el mercado. Lo primero que debes tener en cuenta con respecto a los productos de CBD es que estos se comercializan con porcentajes variables de este cannabinoide. Es decir, podemos encontrar, por ejemplo, flores de cáñamo con un porcentaje del 5% y otras con más del 20%. Por ello, en el momento en el que vayas a comprarlo, es fundamental tener en cuenta este dato.

Hecha esta aclaración, podemos proceder a explicar cuáles son los distintos tipos de presentaciones del CBD que podemos encontrar en el mercado. Estas son:

  • Flor de cáñamo de CBD: Es la forma más natural de consumir el CBD. Esta se comercializa directamente como el cogollo de CBD.
  • Aceite de CBD: El aceite de CBD es un concentrado de este cannabinoide compuesto por una base acuosa y un elevado porcentaje de cannabidiol. En la actualidad es una de las formas más populares de venta de CBD.
  • E Liquid: Se trata del líquido que se utiliza en los cigarrillos electrónicos o vapeadores.
  • Hachís de CBD: El hachís de CBD es una extracción de la resina o polen de la planta de marihuana. El mismo se obtiene prensando la resina o el polen una vez que esta ha sido desprendida de las flores mediante diferentes procesos.
  • Cristal de CBD: Se trata de la forma más pura y limpia de extracción del CBD de la planta del cannabis. Estos productos suelen contener un 99% de la sustancia.
  • Cremas de CBD: Se trata de cremas para uso tópico que contienen CBD en su composición.
  • Semillas de CBD: Para el cultivo de plantas ricas en CBD y con bajo contenido en THC.

Cómo tomar aceite de CBD

Para responder a cómo tomar aceite de CBD, lo primero en lo que hay que fijarse es en el porcentaje de este cannabinoide presente en el producto. Las fórmulas, por lo general, suelen variar entre el 1 y el 30%. Lo más recomendado, en cualquier caso, es comenzar con una dosis baja e ir aumentándola de manera progresiva.

Si la concentración de CBD del aceite de CBD se encuentra entre el 5 y el 10%, lo recomendado es que tomes entre 3 o 4 gotas al día durante un periodo de 15 días y, posteriormente, aumentes las cantidades. En el caso de que los dolores sean muy fuertes, será aconsejable aumentar las dosis.